La globalización de la indiferencia

55eb9ba11ae6c-inlineLa causa que motivara a la familia Kurdi a escapar de su natal Siria en un bote por la mar en medio de la noche enfrentando las vicisitudes que ello conlleva y arriesgando sus vidas, es la misma causa que ha movido a los miles de inmigrantes provenientes de distintas áreas de Oriente Medio que buscan llegar a Europa: huir de la guerra y encontrar paz y seguridad. Desafortunadamente esa familia se ha sumado a los 2,300 inmigrantes que han muerto por naufragio solo en 2015.

Pocos días atrás ha conmocionado al mundo entero la fotografía del integrante más pequeño de la familia Kurdi cuyo cadáver se localizó en la playa turca de Bodrum. Su nombre era Aylan Kurdi y tenía tres años. Con su trágica muerte ha retratado el drama que viven los refugiados que buscan conseguir asilo como única vía de huída de la guerra que asola en sus países y que ha dejado ya más de 120,000 muertos, entre ellos 14,000 niños y ha provocado que 11,5 millones de sirios hayan abandonado sus hogares.

La imagen fría, inerte y sin vida de Aylan Kurdi en la orilla de la costa refleja en que nos hemos convertido como sociedad, como humanidad. La capacidad para sentir afecto, comprensión y solidaridad hacia las demás personas es lo que nos hace ser llamados humanidad pero, ¿aún podemos ser llamados “humanidad” cuando vemos a nuestros gobiernos, a nuestros líderes políticos dar la espalda a ese grupo de personas, hombres, mujeres, niños inmigrantes que claman por ayuda y compasión?. Vemos a gobiernos influyentes gastar millones de dólares en la búsqueda de agua y vida en otros planetas, en lugar de ocuparse en el nuestro, en la Tierra, en donde cada día 4,500 niños mueren por falta de agua.

La mayor enfermedad hoy en día no es la lepra ni la tuberculosis sino la indiferencia. Esta actitud indiferente e insensible ha alcanzado actualmente una dimensión mundial. Hemos aprendido a encerrarnos y enfocarnos únicamente en nosotros mismos y hemos cerrado la puerta y dado la espalda a nuestro prójimo. Pero los hechos y los problemas mundiales no dejan de existir porque se les ignore. Bien decía Juan Montalvo: No hay nada más duro que la suavidad de la indiferencia.

Las guerras y conflictos que asolan el mundo son producidas por diferencia étnicas, religiosas, y de identidad, o bien por la apropiación de las riquezas naturales de alguna región, las diferencias en la forma de gobernar o la lucha por el poder político. Tenemos que empezar a ver a los demás no como extranjeros, árabes, judíos, homosexuales, blancos, negros, cristianos, musulmanes, comunistas, capitalistas, sino como hermanos.

La Tierra en un solo país y la humanidad sus ciudadanos -Baha’u’allah-. Cuando entendamos y aceptemos la “Unidad”, nuestras vidas van a cambiar para mejor. Mientras que si seguimos atrapados en la ilusión de “nosotros” contra “ellos”, vamos a seguir sufriendo y las guerras y conflictos van a continuar. La disfunción que estamos viendo a nivel mundial se debe a nuestra incapacidad para aceptar este concepto básico: ver a los demás como iguales, como hermanos.

El propósito de este artículo es el de hacerte un llamado. Un llamado a dejar la indiferencia. Un llamado a abandonar los prejuicios y paradigmas de desigualdad. Un llamado a ser tolerante y aceptar a nuestros semejantes por lo que son. Un llamado a la hermandad. Un llamado a extender tu mano a tu hermano y ser compasivo. Ese es el verdadero modo para terminar con las guerras, con los conflictos y así evitar que más hombres, mujeres y niños, como el pequeño Aylan Kurdi de solo tres años, sigan sufriendo y muriendo.

Levantémonos, despertemos y actuemos como una sola familia.

“Todos somos uno – o al menos deberíamos serlo – y es nuestro trabajo, nuestro deber y nuestro gran reto luchar contra las voces de división y buscar el bálsamo de la reconciliación.” – Roy Barnes

Publicado en Voices of Youth -UNICEF-.  http://www.voicesofyouth.org/es/posts/la-globalizaci-n-de-la-indiferencia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s